Informe Semana Santa 2013

En el marco de conmemorarse días atrás “Semana Santa” “Pascuas” y “feriados de Abril”, nuestros guías asociados manifestaron que la misma sobrepasó todas las expectativas esperadas. Si bien la concurrencia de visitantes fue excelente, la misma excedió la capacidad de recepción y atención en alojamientos, restaurantes, agencias de viajes, guías de turismo, transporte etc., otras causas se debieron a la falta de coordinación de algunas áreas del Sector Público Provincial y Municipal. Aclaramos que otros destinos del país sufrieron las mismas consecuencias por la exigente demanda, ocasionando retrasos y fallas en la prestación de servicios en general, de todas maneras esto no quita el realizar algunos cambios o la concientización de la población y de esta manera comenzar a ser una Comunidad Receptora por excelencia. Por estas simples pero destacadas razones se hace necesario presentar el siguiente Informe, resaltando los aspectos positivos y negativos que esta actividad tuvo como resultado en todo el territorio provincial:

Quienes visitaron La Rioja en otras oportunidades, como público en general y coordinadores, resaltaron el desarrollo turístico y económico en toda la Provincia conjuntamente con sus atractivos, al mismo tiempo se destaca que encontraron una Ciudad Capital más limpia y ordenada. La propuesta artesanal con la carpa montada en la Plaza Juan Facundo Quiroga fue un lugar de mucha concurrencia por parte de locales y visitantes. En cuanto a los Museos varios de ellos permanecieron con sus puertas cerradas como es de costumbre en estas ocasiones. Asimismo algunos turistas que viajaron en forma particular (familias sobre todo) se observó mayor tranquilidad, al disponer de varios días, lo que contribuyó que en algunos atractivos colapsados pudieran cubrir la demanda en los días restantes, caso Talampaya, Vientos del Señor, Laguna Brava.
Uno de los problemas padecidos con el Municipio Capitalino fue el estacionamiento de los vehículos particulares quienes no podían estacionar por el lapso de cinco minutos, pero aun peor fueron multados. Habría que informarle al turista mediante la preparación y concientización de los inspectores de tránsito, donde están los lugares habilitados para el estacionamiento.

Podría otorgársele al turista en los controles policiales de ingreso a la ciudad una oblea identificadora para el estacionamiento en dársenas preparadas para el turista que nos visita, aunque mas no sea por un tiempo no mayor a los quince minutos y de esta manera lograr ordenamiento al tránsito y permitiéndole al turista ser correctamente informado y continuar su viaje sin provocarle disgustos innecesarios. Los colectivos otra vez tuvieron inconvenientes para el ascenso y descenso de pasajeros, tal es el caso que uno de los micros fue retenido por el Municipio Capitalino ocasionando así la pérdida de días de trabajo, tiempo y dinero para afrontar los gastos de grupos y coordinadores que debían quedarse para recuperar la unidad secuestrada, un tanto ilógico para esos días no laborables donde no hay donde pagar las multas ni mucho menos a quien y donde acudir para retirar la unidad. Hacemos hincapié en un problema que sigue presente año tras año, el mismo tiene que ver con las ramas de los árboles que no tienen mantenimiento ni poda, estos además de entorpecer el paso de los buses que llegan a hospedarse a los diferentes establecimientos hoteleros, ocasionan daños a las unidades. Es necesaria además la colocación de más cestos de basura.

Es destacable y meritorio el trabajo que se viene realizando desde la Secretaría de Turismo Provincial conjuntamente con las diferentes Direcciones, Coordinaciones Municipales de Turismo en el interior provincial a través del Consejo Provincial de Turismo, su articulación con el Sector Privado, las existentes y/o emergentes, Asociaciones, Cooperativas y Cámaras vinculadas a la actividad. La estrategia de trabajo implementada conjuntamente con la promoción y difusión de los circuitos provinciales resultó en que algunos municipios, escasos en cuanto a atractivos de gran jerarquía se trata, fueran aprovechados para el uso de su infraestructura. Se otorgó mayor valor a atractivos con gran potencial tales como “Vientos del Señor” y el “Señor de la Peña (con una concurrencia record de 70.000 personas) , “Los Colorados”, “El Chiflón”, “Famatina”, “Vinchina ( Laguna Brava y Cordillera )” “Castillo de Dionisio”, “Los Llanos Riojanos” y La “Quebrada de Los Cóndores”, lo cual significa un gran empuje y suma a lo convencional. La folletería oficial distribuida desde la Secretaria de Turismo Provincial fue suficiente y muy bien valorada, destacada por su calidad informativa como así también en la presentación.

La oferta gastronómica tuvo precios acordes a las circunstancias no obstante en la Ciudad Capital se observaron durante el día domingo 31, lunes 01 y martes 02 algunos restaurantes cerrados, lo cual ocasionó inconvenientes tales como la necesidad de tener que esperar “turnos” en la puerta de aquellos que si estuvieron abiertos. En tanto que en el interior provincial los restaurantes se colmaron de gente. En la Costa Riojana se habilitaron puestos de comida callejeros de muy buena calidad a los cuales la gente tuvo que recurrir necesariamente; destacamos que se notó un trabajo muy positivo y ordenado en dicho corredor turístico. El Museo de Chuquis permaneció abierto todos los días y en algunos casos en horario corrido. En la Ciudad de Chilecito hubo algunas falencias tales como la falta de mantenimiento y limpieza en la plaza principal, los comercios de sus alrededores cerrados en horarios picos o algunos a la siesta (horario en que el turista se mueve), así como también la confitería del Cristo del Portezuelo cerrada, el funicular permaneció abierto por la mañana, pero no así el resto de servicios, las aguas danzantes y la cascada del ángel funcionaron discontinuamente. Meritorio fue el trabajo en la Bodega La Riojana que si bien tuvo mucha concurrencia todos fueron atendidos sin inconvenientes, tanto en la visita guiada como en su local de ventas, abierto todos los días feriados, inclusive el día domingo. En este departamento se destaca como positivo que los cajeros automáticos no tuvieron falta de efectivo, así como tampoco de combustible y la reciente señalización de circuitos tales como El Pique.

En la Ciudad de Villa Unión del Talampaya la falta de capacidad de alojamiento para dar respuesta a la excesiva demanda ocasionó que turistas hayan tenido que quedarse a dormir en sus vehículos particulares así como también en la clínica del lugar y la sede de Bomberos. Se observaron más servicios para el turista y nuevos establecimientos gastronómicos y de alojamiento. Talampaya colapsó los días viernes y sábado superando la capacidad de carga permitida por Parques Nacionales teniendo que regresar al día siguiente o los días restantes. Asimismo queremos dejar asentada la falta de cumplimiento en tiempo y en forma de algunas reservas realizadas previamente por guías y agencias de viajes a la Empresa concesionaria del Parque, Rolling Travel, teniendo que sufrir en algunas oportunidades demoras de hasta tres horas para el ingreso, generando el descontento por parte del visitante y estos sobre los guías y/o coordinadores que acompañaban a los contingentes, también hubo poco lugar para almorzar.

En la localidad de Vinchina hubo gran afluencia para la visita a Laguna Brava cuyos beneficios se obtuvieron por la aplicación del “Plan de Uso Turístico” por parte del Municipio Departamental. Si bien no se registraron incidentes graves fue motivo de queja la actitud de los guías locales ya que se cobró una tarifa de $250 por vehículo haciendo entrar grupos de 15 vehículos por guía para cubrir la demanda lo cual convirtió su trabajo, a nuestro parecer, en irregular ya que nuestros guías establecieron una tarifa mínima y máxima y tomando como referencia esto, entendemos que no puede cobrar más de $700 netos por día por guía, ya sea guiando y/o coordinando grupos, buses o particulares. Es escasa la falta de señalización en el ingreso y camino a Laguna Brava, la falta de baños dentro de la misma dentro de la reserva también fue motivo de algunos reclamos.

En el trabajo realizado específicamente por parte de nuestros socios se puede decir que dejó un saldo bastante positivo pero también la gran demanda que colapsó a todo el sistema y afectó a muchos de nosotros, por ejemplo, en algunos casos hubo que rechazar contrataciones y solicitudes que llegaron sobre la hora, la mayoría de los socios que realizan guiadas en vehículos de gran porte (buses) atendieron solo a las empresas que realizaron reservas con varios meses de anticipación. Hubo algunas quejas sobre algunos guías ocasionados por la falta de coordinación en los horarios o algunas veces por causas de terceros. Falta en algunos casos mayor preparación y capacitación como así también mayor cantidad de guías. En ésta ocasión y en líneas generales nos encontramos con turistas mucho más informados previo a la realización de los viajes.

Conclusiones finalesEste es el aporte que brindamos desde nuestra Asociación, mediante un punto de vista objetivo y constructivo, con miras al cambio de nuestras debilidades y a la continuidad de nuestra fortalezas, apuntando a un desarrollo continuo, sustentable ( económica, social y naturalmente), sostenibles en el tiempo, en pos del beneficio de la comunidad local.

Asociación de Guías de Turismo de la Provincia de La Rioja